Los beneficios de la ley de emprendimiento 2069 del 2020.

De acuerdo con la realidad colombiana y con el fin de generar un entorno favorable para que exista mayor
crecimiento económico, desarrollo social, productividad y competitividad en el país, se creó la ley 2069 de
2020 para favorecer la creación, crecimiento y consolidación de empresas.

El emprendimiento se define entonces, como una parte fundamental para mejorar la equidad en Colombia, al
ser una fuente de generación de empleo y con esto contribuir con la economía del país y el aumento de la
formalidad en las relaciones laborales.

Esta ley beneficia a los emprendedores para lograr una reactivación económica, mitigando las consecuencias
negativas que trajo consigo la pandemia del COVID -19 al crecimiento económico y social del país.

Teniendo esto en cuenta, por medio de esta ley se crean beneficios, estrategias y facilidades para los
emprendedores, pues se busca reducir las cargas impuestas a los empresarios y facilitar los trámites que se
requieren para la creación y formalización de nuevos emprendimientos por medio de:

  1. Diferenciación de las Tarifas de INVIMA para Pymes y excepción de pago de este ítem para microempresas;
  2. Ajuste de los rangos las tarifas de impuestos departamentales para el registro;
  3. Reducción de tarifas de actos de impliquen registro en las Cámaras de Comercio para las microempresas;
  4. Implementación de SANDBOX, como un mecanismo de regulación para modelos de emprendimiento innovadores;
  5. Establecer un sistema contable diferente para las microempresas;
  6. Creación de un Sistema de Información de Compras Públicas;
  7. Inclusión de las microempresas en procesos de mínima cuantía y tienda virtual del Estado.

Igualmente, se crean facilidades de acceso a instrumentos financieros, para los emprendedores por medio de
incentivos tributarios como:

  1. Promover donaciones a INNpulsa;
  2. Inclusión financiera para los micronegocios, para que de manera paulatina estos puedan acceder a microcréditos;
  3. Devolución de saldos a favor del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

Otro aspecto fundamental de esta ley de emprendimiento es la actualización de la legislación en la materia,
pues esta norma busca responder a las nuevas necesidades de los emprendedores por medio de la
unificación de las fuentes públicas de financiamiento del emprendimiento, así como también, la articulación de
la red regional de emprendimiento y las Pymes con el Sistema Nacional de Competitividad e Innovación
(SNCI).

El último aspecto, es el educativo, pues esta ley busca implementar programas de formación docente en
temas de emprendimiento y desarrollo empresarial, para los niveles de educación básica y media, también,
incluyó como opción de grado de educación superior la presentación de proyectos de emprendimiento, y se
creó unos consultorios empresariales para apoyar a los emprendedores en su creación de empresa y
construyó programas del SENA para tal fin.

 

Asesórate con expertos

+57 315 568 4040

+57 1 457 7079

error: Contenido Protegido